Gonzalo Osés

Gonzalo Osés

miércoles, 14 de septiembre de 2016

CRISPR = Pharmatech


Desde hace unos meses voy hablando con quien quiera dialogar lo guapo que sería hacer un Pharmatech. Es decir, de la misma forma que la tecnología permitió crear las empresas fintech, que están canibalizando a los inútiles bancos (el Banco Central Europeo se planteó en julio darnos a cada europeo 60.000 € para dinamizar el consumo interno), porque a través de ellos no llega al cobrarnos comisiones por fingir que hacen alquimia. De la misma forma que las aseguradoras ya han puesto sus barbas a remojar al ver las del vecino cortar, y están “pivotando” hacia las insurtech.

El siguiente sillón de Davos es el de las farmacéuticas, sí, las responsables de miles de patentes sobre medicamentos que guerrean a diario con el gobierno de la ONU para no erradicar cientos de enfermedades cómo una fiebre que se llevan a diario por delante a miles de pobres del cuarto mundo, los que no tienen la posibilidad de coser nuestra ropa a cambio de un salario, que por aquí la gente prefiere seguir en el paro.

En un principio, y quizás con tecnología de inteligencia artificial se podría leer todas las recetas de medicamentos para ver cuál puede ser la adecuada para generar medicamentos genéricos a mitad o incluso una décima del precio que marca el cártel.

Pero, la clave me la dio como no, si exacto, el súper curioso  Javier Sirvent, al cual, por higiene mental intento escucharle una vez al mes, liándole un rato para algo. El caso es que, CRISPR se va a cargar el mercado de las farmacéuticas, al poder modificar el ADN de forma sencilla y poder extraer los genes que potencialmente pueden desarrollar cáncer y otras enfermedades, o modificar mosquitos que no transmitan la malaria, el virus zika... Es decir, si no hay enfermedades ¿para qué quieres un medicamento?

Una pista de que se están revolviendo es su asiento, es la reciente compra por parte de Bayer del grupo agroquímico Monsanto por 60.000 millones de euros, y para mí, que están literalmente pivotando de sector, para afianzarse en el verdadero poder fáctico mundial, y presidente de ese estratégico consejo de Davos,  el de la industria de la alimentación procesada. El primer causante, no sólo de la abrumadora obesidad de cientos de millones de niños del primer mundo, si no, y ojo al dato, es la principal causa del cambio climático… Pero eso te lo contaré con datos en otro post.  

jueves, 8 de septiembre de 2016

1984


Con la vuelta al cole, retomo la costumbre que hizo útil a este blog, la lectura y crítica de un libro de empresa a la semana… Pero los tiempos han cambiado y ya no tengo tanto tiempo para leerme un libro a la semana, no era cuestión de leer rápido sino una enorme curiosidad de aprender un nuevo entorno a través de los escritos de los agentes del cambio y de la innovación.

Para esta nueva temporada iré a un ritmo más sosegado, un libro cada quince días. Además, muchos no serán el último lanzamiento de Planeta, LID o Pegüin,  si no libros que me parecen de plena actualidad o incluso de contenido todavía disruptivo, por no decir que resultan proscritos para la masa.

Ejemplo de ello, es la novela de ciencia ficción que me agencie este verano, ni más ni menos que “1984” publicada un 8 de junio de 1949… Ahí es naaa. Con la cual, se cumple la regla de comunicación 1 – 9 – 90, es decir, el 1 % se lee el libro, se lo cuenta  a un 9% y estos apostolizan al 90% restante de la población, los cuales, se dedican a hablar de la punta del iceberg que hundió la arrogancia del Titanic como si lo hubieran vivido, como es el tema de las cámaras y micrófonos en todas partes, como ese programa de televisión que nos ovejiza desde hace unos lustros… ¡Ah! Para poner remedio a mi ovejismo, sin fronteras que práctico inconscientemente a diario, me lo leí, y tela, que actual que me parece…

Más allá, del tema de las camaritas dobles, hay varias corrientes de fondo cual Niño y Niña, que deberíamos reflexionar. Por un lado, el pensamiento único, y me dirás ahora que vivimos en democracia en libertad, y que se fomenta desde el marketing de los medios de incomunicación el hecho diferencial, el hacerse a uno mismo, el crearse su propio personaje cual Amancio, Bill, Carlos, Steve, Donald,  Barack… Pamplinas, y si no dime cuantos hastiados fans de Apple contemplaban ayer la presentación de Tim Cook como si fuera los niños de San Idelfonso cantando la lotería de Navidad, a pesar de que nos ha chuleado unos cuantos miles de millones que al final como no los ponemos nosotros los cargamos a la deuda del país… Calla, calla, que la empresa con mayor capitalización bursátil nos va a contar lo que ya sabemos, pero nos encanta escuchar cómo nos lo dicen ellos. Te venden los anuncios la zanahoria del ser diferente, pero ¡ay!, del que destaca en el cole de tus hijos…

El otro aspecto recurrente son los datos, cada día más en nuestro run run diario, ¿por qué lo quieren saber todo de los personajes? Para tenerlos controlados podrías pensar, pero es más divertido para saber qué te gusta y vendértelo, para que siga la rueda, o por lo menos hacerte un montón de publicidad en el Facebook… Y así anda el “pobre” Pallete pagando la fiesta, pero sin llevarse un bocado que llevarse a la boca, ha empezado a  pivotar a Telefónica para convertirse en la plataforma desde la cual puedas vender tus datos al mejor postor, ¿Creará una subasta de datos pesonalizada? Sin anonimizar las bases de datos de sus abonados...

Aunque no interese, si de verdad se quiere que nuestros hijos sean un poco más espabilados que nosotros, vendría bien o regalarles el libro, o montar un change.org, para que Javier Olivares le metiera mano y creara una serie actualizada del mismo para You Tube. 

jueves, 1 de septiembre de 2016

La vuelta al mercado de la Real Fábrica de Cristales

 
Vuelta de vacaciones, empezamos de nuevo, lo que no hicimos antes de agosto, toca hacerlo antes de diciembre, hay que desperezarse y salir del letargo veraniego, retomar la proactividad y ponerse de nuevo en marcha, los clientes ya no nos esperan.

Salvando las diferencias, es lo que está haciendo la Real Fábrica de Cristales de La Granja, desde que la capitanea Blanca Garcia Agulló, desde principios de año, virando, poniendo rumbo directamente al Cabo de Hornos que supone la Feria del Mueble de Milán, para su internacional mercado, porque por mucha crisis que haya habido, Milán sigue siendo la cita para los cazadores de tendencias, tanto de lo que está por llegar, como del clásico atemporal para los mega yates de centenares de millones de euros…

Para ello, han renovado la tripulación, enrolando para esta travesía a capitanes de demostrada valía como son Gala Fernández y Alberto Martínez de CuldeSac Editions y los avistadores de tesoros Marta Yebra  e Imanol Calderón de Mayice estudio. Presentando tres colecciones: Clásica, Artística y Home.

En la serie Clásica, los técnicos de la Real Fábrica han realizado un proceso de depuración histórica de las clásicas luminarias de araña, creando el catalogo del III Centenario, para satisfacer a sus actuales clientes con diferentes tamaños de luminarias.

Por otra parte, la línea artística se desdobla en dos, por un lado la colección “One Off Collection" de Gala Fernández, la cual, con sus luminarias nos lleva a un colorista viaje al espacio,  al ser realizadas casando a diferentes hijos de moldes de otras colecciones, porque el mandato era claro, si tienes miles de moldes ¿para qué invertir en nuevos? El ejercicio de agudeza era un gran reto, que Gala de nuevo, resuelve con solvencia y pasión.

La segunda línea artística es Araña Cosmos para CuldeSac Editions donde una selección de creativos reinterpretarán las clásicas luminarias de araña, cuyos resultados, si cumplen las expectativas de Alberto, serán presentadas en la mencionada Feria de Milán el año que viene. Se fabricarán sólo 10 unidades de cada creativo, por lo que desde ya empiezan a ser objeto de deseo. Los nominados a explorar la famosa transparencia del cristal de La Granja son Moritz Waldermeyer, Hector Hesrawe, Atélier Biagetti, Inma Bermúdez, Alvaro Catalán de Ocón, David Trullo, Mayice y el propio Alberto y Gala que nos mostró su interpretación de la araña cósmica, con "Haill Brillante Cecilia" en honor a la patrona de la música, vislumbrado un universo de posibilidades que puede tener este tipo de luminaria cuando se cambia el registro.

Por último, Marta e Imanol de Mayice son los encargados de la colección Home RFC+ un poético ejercicio de diseño industrial en estado puro, sin arabescos, directamente al alma de la luminaria, conformada por el tango que bailan al unísono las parejas que han creado, al dar una segunda oportunidad a centenarios moldes, de los cuales las jarras han perdido su asa y  las copas sus pies, para que vuelen y plasmen en el suelo las ondas “cósmicas” de su amor. 

Para lo cual, han colaborado con Raúl Saenz de Led-y, consiguiendo esconder la lámpara de led y su casquillo, creando un falsete, dando la sensación que hay tantos puntos de luz como cuervas tengan los protagonistas del baile. En definitiva, han vuelto a plasmar su esencia, al mostrar el alma del material tras pasar por sus manos, en este caso, la afamada transparencia del cristal. Espero que más de un retail designer se anime y cree una composición de luminarias a la que una suave brisa las acune creando estelas en la mar.

En definitiva, tras esta propuesta de la RFC y CuldeSac Editions no hay excusa para reservar ya los vuelos y el hotel para el Milan Fuori Salone 2017.

PD: fotos realizadas por RFC, Ciuco Gutiérrez, José Latova, Laura Alejandro, Gala Fernández y Pablo Ogando. 

lunes, 22 de agosto de 2016

vaGaciones


Decir que un autónomo y consultor freelance se va de vacaciones, cual asalariado, y echa el cierre durante unas semanas, es falta a la verdad, pero en agosto hay un pacto no escrito entre las partes del mercado, por el cual, puedes y debes desconectar, porque lo que tus clientes no han hecho hasta julio, lo van a querer hacer en la mitad de meses, y venderlo todo en la vende motos Navidades.

En mi caso, me adecuo a mis vacaciones a mis clientes, con lo que después de un breve testing, tenía “libertad de desconexión” del 1 al 22, ¡tres semanas! Que al final, reales son dos porque la primera me dedique a cerrar propuestas de temas pendientes…

Al principio, da pánico pensar que vas a un sitio a no hacer absolutamente nada, más allá de comer, dormir, comer, sestear, playa, mar, comer, dormir, ver a la familia, a la que ves una vez al año en 20 metros cuadrados de playa, cuando algunos en Madrid viven a medio kilómetro, y cómo no, los amigos veraniegos que año tras año coincides en las cañas Arregla Mundos…

El plan era desconectar, y para ello, me di vacaciones en las redes sociales, ni un solo post diario en  Facebook, twitter, Instagram o LinkedIn… Con la intención de dejar el móvil en el cajón de la mesilla, pero al final, el móvil me ha acompañado en otras redes, las cuales si hacen bueno su denominación. Ósea desconexión, si pero no… Queda pendiente para las siguientes estivales.

Pasados los días, como si fueran semanas, me doy cuenta que habría que cambiar el nombre a la acción, porque han sido más acciones haciendo el vago que otra cosa, puras vagaciones, divagando con las formas de las olas, las nubes, los granos de arena, la no espuma de las cervezas, las risas de los amigos, los silencios del poniente, las letras de novelas…

Sólo hubo un día que me ataque pidiendo testimonios a amigos para un artículo que en un par de meses veras, con cierta enjundia… Hasta que un socio, me dijo, tira el móvil al mar…

Cuando leas estas líneas, habré vuelto a la carga, haciendo lo que me apasiona, pero con la sonrisa interna puesta en tantas divagaciones pensadas de tanto vagacionar, llegando un momento en el cual no saber en qué día vivia, y con el gusto de rebelarme a Facebook, y no contarle cómo había sido la comida, la siesta, el revolcón con las olas... Que lujo y que raro, elegir no querer contar al mundo con una sonrisa profiden cómo respiro... Lo único que no consigo arreglar es que mi cuerpo se rebela a volver a Mdrid y se pone en modo fiebre... Pero ya nos conocemos, así que de nuevo a a carga.

jueves, 21 de julio de 2016

EL FUTURO QUE FUE



El sábado pasado tuve la suerte de asistir al programa de radio El futuro que fue, en Intereconomía dirigido por el tecnólogo Alfredo Villalba, el cual, ya llevaba 5 días jugando a PokemonGO y avisaba “muchos negocios van a quintuplicar sus ventas al tener pokemons en su establecimiento… Dicho y hecho, ya se pueden ver pizarras de bar, que en vez de tener escrito el menú del día, puedes leer “hay pokemons en el interior”.

Como todo el mundo está arrimando su hogaza al pelotazo del año, me vas a permitir centrarme el post de hoy, en hablar de innovación, tecnología e emprendimiento pero sin una gota de digital en su haber.

El sábado, aparte de hablar de emprendimiento, startups y cómo creo que se puede monetizar la vida digital a una década, para que llegues a final de mes, y no te preocupes por el fondo de reserva para pagar las pensiones… Descubría al otro invitado, Jesús de cervezas Arriaca, hasta aquí, te preguntaras qué tiene de especial, pues resulta que son la primera marca de cerveza artesanal española en apostar por las latas, innovando en el packaging y por tanto en el uso del mismo.


Es decir, no sólo han apostado por un diseño gráfico disruptivo con el estilo vintage del sector, sino que han conseguido la exclusiva para nuestro mercado de la “tapa unificada” de plástico reciclado para paquetizarlas, consiguiendo por un lado, que los animales marinos no se enreden en ella, a la par que asegurar la higiene de la parte superior de la lata queda protegida de polvo y otras suciedades del almacén.

Por cierto, tuve la suerte de probarla a temperatura ambiente, y comprobar por qué las están premiando tanto, sólo las cervezas buenas permiten ser degustadas calientes, las demás, no les queda otra que servir en jarras bien frías…

Aunque mañana lo repiten a las 14;30, este es el enlace del podcast del programa. Por cierto, que complicado es hablar en la radio en directo, cuando pasan cosas que te hacen perder el hilo de la conversación, pero eso es como la vida misma, no vamos a dejar de hacer algo, por dar la oportunidad a crear situaciones diferentes. Así que, si hay una próxima vez, no será ni mejor, ni peor, pero te aseguro que será diferente, porque como enaborlan Alfredo, Kim y Guss, el futuro ya fue...

martes, 21 de junio de 2016

#SEKLabDemoday


Hoy es el día, tras cuatro meses mentorizando a la startup Homologation Students Services, toca rendir cuentas al jurado de la aceleradora en educación tech SEK Lab. Al escenario subirán Kike y Alex, mi equipo, si has leído bien, mi equipo, porque por mucho que mañana empecemos caminos diferentes siempre me sentiré parte de una empresa tan cojonuda como ésta.

Jamás ese quinceañero que fue al Kostka de San Idelfonso, pensó que un cuarto de siglo después, acabaría devolviendo parte del aprendizaje vital percibido, pero gracias a la confianza de Félix López, pude embarcarme en una experiencia tan enriquecedora como ésta.

Cuando mentorizas un proyecto, si está en fase inicial tienen un amplio margen de mejora, pero en este caso, es una startup con más de dos años de recorrido, compuesta por personas que conocen muy bien su mercado, la captación de clientes internacionales para universidades y centros educativos.

Si bien, en la final me parecieron, una empresa pura de recruitment tirando de contactos y al mejor postor, con las semanas me di cuenta, que ante mí, tras pulir un poco el brillante pedrusco, tenía un gran diamante, con sus múltiples facetas, no sólo la del B2C, si no, una B2B al INNOVAR en procesos. Sí innovar con mayúsculas, innovar en tecnología, sin ninguna aplicación de por medio. Al depurar hasta la excelencia el proceso de admisiones universitario, mejorando de forma muy significativa la desintermediación del proceso, aportando tranquilidad y confianza a los padres de los alumnos, al conseguir admitir a todos sus clientes, lidiando con todos los impedimentos legales y burocráticos, en plazos muchísimos más cortos. ¿Cuánto? Estate atento al hashtag #SEKLabDemoday a partir de las 18:00.

Por mi parte, dar las gracias a Alex y a Kike por enseñarme tanto, con cada reunión semanal, aprendí una herramienta nueva, un nuevo enfoque, una nueva manera de preguntar, una forma nueva de desatascar diálogos, en definitiva, una mueva manera de maravillarme. A ambos y a su equipo, muchas gracias por este viaje. Ráfagas.

sábado, 18 de junio de 2016

MovilDEidad


Por fin sábado, por fin una mañana sin reuniones de punta a punta de la ciudad. Por fin un hueco para recuperar el blog, antes de seguir preparando el futuro, como feisbuqueee el sábado pasado, si los viernes son para salir y los domingos de junio para barbacoas, los sábados son para escribir páginas de ese futuro que vamos a crear.

Las últimas dos semanas más que ir a eventos interesantes las he dedicado a hablar con inversores de un nuevo proyecto que me he embarcado y haré público cuando la cosa esta armada. Aparte de tirar de agenda, he acabado haciendo buenas las palabras de mi socio Felipe, que alguien tenga dinero para invertir, no significa que sea un buen socio para tu proyecto… ¡Y tanto! He pasado de convocar a líderes del sector a focalizar sólo en los que están hablando de cómo será nuestra vida a 10 años. Por debajo de esa cifra, no me interesa, no es un inversor para este proyecto. Por mucho que el exit sea de 1 a3 en 18 meses, no lo entenderá.

El caso, es que cuando vas a hablar con tu cliente, te reúnes allá donde le venga bien, con lo que demasiadas veces he pillado decenas de miles de coches atascados en plena hora punta en las circunvalaciones, entradas y salidas de Madrid… Calculo que una hora para ir al trabajo y otra para volver… Atascado, parado, estresado… El menda como va en moto, ha mejorado las estadísticas de Google para el momento… En definitiva, ni conciliación laboral ni leches. Al cabo del año, miles de sonrisas de tus hijos que no viste porque llegabas muy cansado para jugar con tus hijos, que en nada tocaba ducha, cena, hormiguero y a soñar con la zanahoria que te pongan al día siguiente..,

En tres años los coches auto conducibles de Google estarán por las calles, como ya lo están los del MIT en Singapur en One City, y en una década cada habitáculo auto conducido enviará a la chatarrería 8 de los coches tontos, de los que no piensan y necesitan una persona que los lleve a algún accidente… Habrá menos siniestralidad y las horas que pases dentro, podrás ir viendo a tus hijos como juegan mientras llegas, o la dedicaremos a acabar un informe…

Me da que el nuevo mantra es la movilidad, desde la que supuestamente dan las cajas registradoras de datos que llevamos en el bolsillo, a las nuevas habitaciones que nos llevaran de un sitio a otro… Pero ¿es realmente necesario, que si o si, nos tengamos que desplazar a la de una, cual Fuenteovejuna todos a la vez a la otra punta de la ciudad, del país o del planeta? Más aun, ¿es necesario que nos desplacemos a realizar nuestra aportación creativa o procesal a la empresa físicamente? Vale que somos seres sociales, pero ¿nos tenemos que tocar no virtualmente para ser más productivos?

 Como decía Juan Barambones en la conferencia española de wearables de hace unas semanas “el futuro puede ser que esta misma reunión la hagamos virtual, sin tener que juntarnos aquí, porque me ha costado aparcar muchísimo…” Espero que podamos resolver la ecuación de la conciliación laboral, sin tener que llegar al teletransportador de Facebook dentro de un cuarto de siglo según comentó su director de innovación. Puede que el modelo, sea ir cambiando puesto de trabajo por empleabilidad, y con una caja registradora de datos con conexión a internet nos posibilite, desarrollar una actividad remunerada a distancia mientras estás haciendo castillos de arena con tus hijos… ¿Ayudaran al cerebro las gafas de realidad virtual a engañar a las neuronas del corazón? ¿Sentirán éstas que estamos cerca cuando realmente estamos a miles de kilómetros?

Grandes retos a solventar con infinita curiosidad, y dosis de practicidad, así que volvamos al antepenúltimo día primaveral del año y sigamos creando. ¡Salud!